Filias y fobias sexuales

 

Abasiofilia:

La excitación sexual sólo se produce cuando la pareja es coja.

Acomoclitismo:

Excitación por los genitales depilados.

Acrofilia:

Personas que se excitan sólo cuando sus parejas son muy altas.

Acrotomofilia:

Fetichismo por los miembros amputados.

Actirastia:

Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.

Acucullofília

Excitación sexual por los penes circuncidados.

Agonophilia:

Excitación proveniente de una lucha con la pareja.

Agorafilia:

Atracción por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.

Agrexofilia:

Excitación producida por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.

Albutofilia:

Excitación pensando en baños y duchas calientes.

Algofilia:

Excitación producida pro el dolor (Se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico).

Alopelia:

Experimentar un orgasmo sólo viendo a otros teniendo una relación sexual.

Alorgasmia:

Excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.

Alveofilia:

Atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.

Alvinolagnia:

Atracción sexual sólo por los estómagos.

Amaurofilia:

Pasión por las parejas ciegas o con los ojos vendados.

Amelotasis:

Atracción sexual hacia personas con ausencia de algún miembro.

Amiquesis:

Excitación sexual al rascar a la pareja durante el acto sexual.

Amokoscisia:

Excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual.

Amomaxia:

Excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.

Anastimafilia:

Personas a las que les excita el sobrepeso de los demás.

Androginofilia:

Atracción sexual por personas andróginas.

Androidismo:

Excitación con muñecos o robots con aspecto humano.

Andromimetofilia:

Atracción sólo por las mujeres vestidas de hombres.

Anisonogamia:

Atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.

Anofelorastia:

Excitación al profanar objetos considerados sagrados.

Antolagnia:

Excitación por oler flores.

Apotemnofilia:

Excitación por la idea de ser amputado.

Aracnofilia:

Juego sexual con arañas.

Asfixiofilia (estrangulación erótica):

El estímulo es estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a matarla.

Astenolagnia:

Atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual ajena.

Audiolagnia:

El estímulo principal proviene de la audición.

Autagonistofilia:

Estímulo es ser visto por otras personas durante el acto sexual.

Autoabasiofilia:

El estímulo es estar o volverse cojo.

Autoasasinofilia:

Fantasía masoquista de ser asesinado.

Autoasfixiofilia:

El estímulo es ser asfixiado durante el acto sexual.

Automisofilia:

Atracción por ser ensuciado o corrompido.

Autonepiofilia:

El estímulo es utilizar pañales y ser tratado como un bebé.

Autopederastia:

Encontrar sólo placer introduciendo el pene en su propio ano.

Autoungulafilia:

Conseguir placer rascándose sus propios genitales.

Avisodomía:

Relación sexual con aves.

Axilismo:

Masturbación dentro de la axila de la pareja.

Balloning:

Placer sexual que se obtiene sólo al ver mujeres hinchando globos, explotándolos, montándolos, estirándolos y jugando con ellos.

Barosmia:

Excitación por el olfato.

Basoexia:

Excitación sólo producida por los besos.

Belonefilia:

Excitación producida por el uso de agujas.

Biastofilia:

Aquellos que sólo se excitan sexualmente cuando asaltan a alguien contra su voluntad.

Blastolagnia:

Persona atraída por mujeres muy jóvenes.

Bukkake:

Excitación sexual sólo cuando le eyaculan encima.

Candalagnia o candaulismo:

Ver a la pareja copulando con otra persona.

Capnolagnia o capnogalia:

Excitación sexual producida por ver la manera en que la otra persona fuma.

Catafílico:

La excitación sexual se produce sólo cuando el hombre se somete a su pareja.

Cateterofilia:

Excitación sexual con el uso de algún tipo de cateter.

Chezolagnia:

Sólo logra excitarse al masturbarse durante la defecación.

Choreofilia:

Excitación sexual al bailar.

Cinofilia:

Excitación al tener relaciones sexuales con perros.

Ciprieunia:

Excitación sólo con prostitutas.

Clastomanía:

Obsesión por romperle a la pareja la ropa que lleve puesta.

Clismafilia:

La excitación depende de recibir un enema .

Coitolalia:

Excitación producida al hablar durante el acto sexual.

Consuerofilia:

Coserse zonas de la piel con aguja e hilo para obtener placer sexual.

Coprofemia:

Placer sexual proveniente de decir obscenidades en público.

Coprofilia (coprolagnia):

El uso de excremento en la práctica sexual (ya sea observando cómo defeca otra persona o untándose excremento sobre el cuerpo).

Coprolalia:

Estimulación sexual mediante el uso de malas palabras.

Corefalismo:

Excitación sexual sólo practicando sexo anal con niñas.

Coreofilia:

Excitación a través del baile erótico.

Cratolagnia:

Excitación provocada por la fuerza de la pareja.

Crematistofilia:

Excitación producida al pagar por sexo.

Criptoscopofilia:

Excitación al contemplar la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.

Cronofilia:

Atracción de personas jóvenes por personas de más edad.

Crurofilia:

Atracción sexual por las piernas.

Cyesolagnia:

Excitación sexual sólo con embarazadas.

Dacryfilia o dacrilagnia:

Excitación sexual por ver lágrimas en los ojos de la pareja.

Dendrofilia:

Cuando la excitación sólo se produce al frotarse contra los árboles.

Dipoldismo:

Excitarse propinando golpes en las nalgas a niños.

Doogging:

Excitación sexual al ser observados practicando sexo en coches.

Dorafilia:

Excitación sexual al tocar pieles animales, sintéticas o de cualquier otro tipo.

Dysmorfofilia:

Atracción hacia personas deformadas (mastectomizadas, jorobadas, etc..).

Ecdemolagnia:

Excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar.

Ecdiosis:

La excitación sólo se produce al desnudarse ante desconocidos.

Efebofilia:

La atracción sexual de una persona madura hacia un adolescente varón entre 13 a 18 años.

Electrofilia (electrocutofilia):

La excitación sólo e produce al usar suaves choques eléctricos durante la práctica sexual.

Elefilia:

Obsesión sexual por los tejidos.

Emetofilia:

Excitación sexual proveniente del acto de vomitar.

Enditofilia (endytophilia o enditolagnia):

La excitación sólo se produce al ver a la pareja vestida.

Erotofonofilia:

Excitaciñón al realizar llamadas telefónicas utilizando lenguaje erótico.

Erotolalia:

Estimularse sexualmente solamente hablando acerca de sexo.

Escopofilia (escoptofilia, escoptolagnia o mixoscopía):

La excitación dependerá de mirar abiertamente a otras personas en el acto sexual (no subrepticiamente como en el voyeurismo).

Espectrofilia:

Excitación producida por la imagen en el espejo.

Estigmatofilia:

Excitación ante tatuajes, agujereamientos (píercing), sacrificios o cicatrices.

Exofilia o neofilia:

Excitación sexual ante lo inusual o bizarro.

Falofilia:

Atracción por los penes grandes.

Flatofilia:

Excitación proveniente del olor de los gases intestinales propios o de la pareja.

Formicofilia:

Excitación sexual al reptar de insectos o animales pequeños (hormigas, caracoles, gusanos, etc.) Sobre los genitales.

Fratrilagnia:

Atracción por las relaciones sexuales incestuosas. Excitación al imaginar el sexo con su hermano.

Frotismo (froteurismo):

La persona obtiene placer sexual únicamente refregando sus genitales contra personas desconocidas.

Fúrtling:

Excitarse metiendo un dedo a través de un agujero cortado en la zona genital de una foto o dibujo.

Gerontofilia:

Atracción sexual de una persona joven por un hombre de edad mucho mayor. La atracción de jóvenes por mujeres maduras se llama graofilia y la atracción tanto por ancianas como por ancianos se llama cronofilia.

Gimnofilia o nudomanía:

Excitación por la desnudez.

Ginemimetofilia:

La excitación sólo se producirá si la pareja es un travesti.

Gomfipotismo:

Excitación provocada por los dientes.

Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia:

El estímulo se produce sólo ante fotos o cuadros eróticos.

Gregomulcia:

Excitación por ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.

Harpaxofilia:

Experimentar placer al ser robado.

Hebefilia:

Atracción por niñas púberes.

Hemotigolagnia:

Atracción sexual por los tampones usados.

Hibristofilia:

Excitación sexual al fantasear con tener relaciones con un violador.

Hierofilia:

Atracción sexual por las cruces.

Hifefilia:

La excitación dependerá de la posesión de algún objeto ajeno, ropa, cabellos, piel, etc.

Higrofilia:

Excitación producida por cualquier tipo de fluido corporal.

Hipnofilia:

Excitación al contemplar personas dormidas.

Hirsutofilia:

Atracción por el vello.

Homiliofilia:

Excitación sexual producida por predicar una religión a una persona sencilla y fácil de convencer de cualquier cosa.

Ipsofilia:

Excitación sólo por uno mismo. No es lo mismo que masturbación, donde el objeto sexual puede ser una persona presente, una fotografía o una fantasía.

Jactitafilia:

Excitación producida por el relato de las propias hazañas sexuales.

Knismolagnia:

Excitación sexual producida por las cosquillas.

Lactafilia:

Excitación por los pechos en periodo de amantamiento.

Latronudia:

Excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.

Lectolagnia:

La única excitación proviene de la lectura de textos de contenido erótico.

Lluvia dorada, ducha dorada, urofilia, ondinismo:

La única excitación proviene de orinar o ser orinado por la pareja

Macrofilia:

El único estímulo son las personas grandes o rollizas.

Maieusiofilia:

Atracción por mujeres embarazadas.

Masoquismo (duololagnia):

Placer ligado a la propia humillación o sufrimiento físico (cachetadas, latigazos, pellizcos) o moral (humillación). Se diferencia de la algomanía por la presencia del componente erótico.

Matronolagnia:

Excitación sexual provocada sólo por mujeres mucho más mayores.

Melolagnia:

Excitación sexual provocada por la música (no necesariamente tiene que ser eróticas).

Menstruofilia o menofilia:

Atracción sexual por una mujer menstruando.

Merintofilia:

Excitación sexual provocada por estar atado.

Microfilia:

Atracción sexual por las personas pequeñas o enanas.

Microgenitalismo:

Excitación por los penes pequeños.

Misofilia:

Atracción sexual por la ropa sucia

Morfofilia:

Fijación sexual en personas con ciertas características físicas (sólo rubios, sólo gordas, etc.)

Moriafilia:

Excitación provocada por chistes sexuales.

Nafefilia:

Excitación por tocar o ser tocado.

Narratofilia:

Excitación sexual sólo al escuchar narraciones eróticas.

Necrofilia:

Atracción sexual por los cadáveres.

Nepirastia:

Excitación proveniente de tener alzado a un bebé.

Ninfofilia:

Atracción sexual de un adulto por una adolescente.

Nosolagnia:

Excitación proveniente de saber que la pareja tiene una enfermedad terminal.

Oclofilia (ochlofilia):

Excitación ante una multitud de personas reunidas.

Odaxelagnia:

Excitación al morder o ser mordido por la pareja.

Odofilia:

Excitación producida por los viajes.

Ofidiofilia:

Excitación provocada por serpientes.

Olfactofilia:

Excitación debida al olor de la transpiración, especialmente de los genitales.

Omolagnia:

Excitación provocada por la desnudez.

Ozolagnia:

Excitación sexual por olores fuertes.

Partenofilia:

Atracción sexual por las vírgenes.

Pediofilia:

Atracción sexual por las muñecas.

Pedofilia:

Atracción hacía los menores.

Picacismo:

Excitación sexual al introducir alimentos en alguna de las cavidades del cuerpo con el fin de que la pareja los recupere con la boca.

Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia:

Atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos.

Pigofilia:

Excitación por el contacto con las nalgas.

Pigotripsis:

Excitación por rozar o masajear las nalgas.

Polyiterofilia:

Personas que necesitan tener una serie de parejas sexuales consecutivas antes de conseguir el orgasmo.

Psicrofilia:

Excitación debida al frío o a ver a personas con frío.

Pubefilia o ginelofilia:

Excitación producida al contemplar vello pubiano.

Pungofilia:

Necesidad de ser pinchado con el fin de obtener placer sexual.

Quinunolagnia:

Excitación sexual por ponerse en situaciones de peligro.

Rabdofilia:

Excitación al ser flagelado.

Renifleurismo:

Excitación debida al olor de la orina.

Retifismo:

Fetiche por los zapatos.

Sadismo:

Experimentar placer erótico al provocar dolor físico o humillación en la pareja. Se diferencia de la algolagnia por la presencia del componente erótico.

Salirofilia:

Excitación al ingerir la saliva de la pareja.

Saliromanía:

Ensuciar o dañar la ropa de la pareja.

Somnofilia:

Acariciar y realizar sexo oral a una persona dormida hasta despertarla.

Sudorofilia:

Atracción por el sudor de la pareja.

Tafefilia:

Excitación proveniente de ser enterrado vivo.

Thlipsosis (zlipsosis):

Excitación proveniente de los pellizcos.

Toucherismo:

La atracción sólo se produce al tocar personas desconocidas.

Triolismo:

La excitación depende de observar a la propia pareja teniendo relaciones con una tercera persona.

Tripsofilia (tripsolagnia):

Excitación por ser masajeado o por hacerse lavar el cabello.

Urofilia (urolagnia, ondinismo):

Excitación exclusivamente con el uso de la orina durante en la práctica sexual.

Vampirismo:

Excitación sexual proveniente de la extracción de sangre.

Vincilagnia:

Excitación por hacerse atar.

Voyeurismo:

Excitación al ver a otras personas dedicadas al acto sexual de manera subrepticia .

Xenofilia:

La excitación sólo se produce ante parejas de distintos países.

Zoofilia (bestialismo):

La excitación sexual se produce solamente con animales.