Una Julieta de veras

Una Julieta de veras

La pequeña Julieta, flanqueada por su madre (izda.) y Julieta Martínez.

 

Julieta Martínez es de Murcia y quiere ayudar a Paco y Alicia, a quienes no les dejan llamar a su hija como ella.

A Paco Vico y a Alicia Martínez les ha salido una prueba clave para conseguir que el juez-magistrado del Registro Civil de Murcia, Antonio Martín Ferradal, les deje llamar a su hija Julieta.

Esa prueba está viva, tiene 32 años y es de Murcia. Se llama Julieta Martínez Cuadrado y es una demostración de que Julieta es un nombre.

Esta joven leyó el pasado jueves en 20 minutos la historia de Paco y Alicia y su lucha contra la burocracia por llamar a su hija Julieta.

Le llamó la atención que el juez adujera que se trata de un diminutivo o apelativo cariñoso de Julia, aun cuando sí se acepta Julita como nombre, y lo calificara de «inadmisible» y «prohibido». Ella está inscrita en el Registro de Murcia, y se puso en contacto con nuestro periódico. «En mi DNI aparece; además, mi bisabuela también se llamaba Julieta y todos los años celebro mi santo, el 21 de julio», afirma la lectora, que está dispuesta a colaborar con el matrimonio: «A mi hija le pondría otro nombre, pero si quisiera llamarla como yo, hubiera tenido el mismo problema que ellos».

Para Paco Vico, la existencia de Julieta Martínez es un hecho muy importante: «Le voy a pedir que nos acompañe al Registro Civil, con su partida de nacimiento, para exigirles explicaciones de por qué no podemos llamar Julieta a nuestra hija, si ella se llama así legalmente».

Una de esas explicaciones puede ser que los funcionarios del Registro Civil de Murcia de 1974, cuando nació Julieta Martínez, no fueran tan estrictos.

 

Eduardo Casado, 20 minutos, 09.05.2006